Chef Juan Manuel Barrientos: “En el cielo, cocinamos la paz de Colombia”

juanmanuelbarrientos

Foto cortesía: Mario Alzate/M&M The Agency

Aunque la paz es el “tema de moda’ éstas semanas en Colombia y en diferentes partes del mundo; pues es cuándo se define el resultado del plebiscito que legitimará o no el proceso se paz con las FARC, la fundación ElCielo ha demostrado, desde mucho tiempo antes, que la paz es algo que se construye colombiano junto a colombiano más que un asunto político.

Juan Manuel  Barrientos y su familia lideran la Fundación ElCielo formada en el 2007. Entre los diversos proyectos que apoya la fundación se destaca la  capacitación en cocina a soldados heridos en combate y desmovilizados de grupos armados como una herramienta de reconciliación y perdón. La Fundación Elcielo es el componente de responsabilidad  social de la empresa Cielo Básico SAS, creada por el chef, creativo y filántropo Juan Manuel Barrientos y su familia. La compañía cuenta con los restaurantes Elcielo (Miami, Medellín y Bogotá), la pizzería la Serenissima en Medellín y el Cielo Catering.

En uno de los restaurantes ElCielo, labora un grupo de colombianos ex enemigos del conflicto armado: un ex soldado herido en combate, una ex guerrillera, un ex paramilitar e incluso en otro trabaja una víctima de una toma guerrillera y del desplazamiento forzado, demostrando que independiente al resultado del plebiscito, el perdón y la aceptación a pesar de las diferencias, que construir un país en paz, sí es posible.

En mi núcleo familiar aprendí que ayudar no solo vale la pena, sino que es indispensable en un país como el nuestro, y desde que comenzamos la empresa, hemos estado apoyando diferentes causas sociales: cada semestre alrededor de un centenar de personas hacen prácticas de cocina con nosotros y estos cursos de gastronomía les sirven para encaminar su vida; los beneficiados han sido unos 200 soldados heridos en combate e incluso algunos 100 desmovilizados de los grupos armados al margen de la ley”, por eso  durante años ha afirmado en los medios con contundencia y orgullo el chef Juan Manuel Barrientos, que en ElCielo “se cocina la paz de Colombia”.

 

Esta fundación también ha capacitado en su escuela de cocina a sordomudos, madres cabeza de hogar, esposas de soldados retenidos, campesinos e indígenas que se han visto obligados a abandonar su lugar de origen,  así puedan desenvolverse en la vida profesional y ser un soporte económico para sus familias contribuyendo a mejorar la calidad de vida de una parte de la población del país. E incluso han adelantado proyectos de gastronomía social que enseña la forma correcta de nutrición a las  madres cabeza de familia.

Embajador de la no violencia:
Desde su infancia Juanma y su familia sufrieron muchas adversidades y episodios violentos; en 1989 tuvieron que exiliarse en el Reino Unido, al ser víctima de varios intentos de secuestro y padecer el asesinato de un socio de su padre.  Superar estas circunstancias lo volvió un defensor de la no violencia lema que permea cada uno de sus proyectos, incluso fue el único latinoamericano escogido como uno de los 200 jóvenes líderes de paz del mundo lo que le permitió asistir al Global Non killing Center en  Atlanta (Georgia) y en Honolulu, Hawái y entrenarse al respecto, y desde entonces él ha ejercitado sus tareas como embajador de la paz mediante actividades con la fundación.

El chef Juan Manuel Barrientos  ha recibido durante su carrera múltiples reconocimientos por su trabajo filantrópico y labor social con la fundación ElCielo. E Incluso el Presidente Barack Obama le invitó a contar su experiencia en el Foro Mundial del Emprendimiento en la Universidad de Stanford en Silicon Valley, California.
Proceso de reconciliación:
Los soldados y los desmovilizados reciben por separado capacitaciones en cocina básica, avanzada y creativa, también en panadería,  preparación de bebidas de café y coctelería. A los militares se les entrena en una cocina ubicada en una sede del Ejército y a los desmovilizados en las instalaciones de la Fundación en Medellín, Colombia, en la cual están alojados como parte de su proceso de reinserción a la sociedad. El segundo paso consiste en varias sesiones de perdón y reconciliación en donde los involucrados deciden si quieren reunirse con sus anteriores adversarios. La Fundación ha encontrado que la pasión por la cocina es un punto de encuentro donde se diluyen las diferencias ideológicas pues permite que en su escenario los cocineros creen una amistad, indiferente a su pasado, porque desde que comienzan a trabajar juntos  y a compartir ingredientes, puntos de cocción y secretos de cocina más que un perdón logran es una genuina reconciliación.

La paz compromiso de Colombia.
La responsabilidad de lograr una Colombia en paz es de todos. Es posible terminar con más de 50 años de conflicto; nosotros ya comenzamos y queremos que más gente actué y deje de creer que es una cuestión que sólo compete a nuestros gobernantes, a uno u otro partido. El trabajar con los soldados y desmovilizados nos enseñó que la verdadera paz no se logrará en una mesa de diálogos, sino poniendo a las dos caras de la moneda del conflicto armado a trabajar juntos”. Afirma el Chef Juan Manuel Barrientos.
La Fundación ElCielo ha sido una de las pioneras en Colombia en involucrar  el tema de la paz con la gastronomía demostrando que más que una moda es un asunto que compete a todos los ciudadanos.

Información y fotografía cortesía M&M The Agency

About Bolivar Feijoo

Periodista ecuatoriano radicado en Miami, especializado en noticias del entretenimiento, música, arte, eventos y entrevistas exclusivas.
%d bloggers like this: