Dan Brown: “Entre Preguntas y Respuestas”

Brow_9780385514231_jkt_ap1_r11.La historia del arte es un elemento clave en sus novelas, donde hay obras de arte que juegan un papel importante. ¿Sobre qué obras del arte moderno o sobre qué artistas deberían leer los lectores que quieran estar preparados para su nueva novela?

Preferiría mantener el misterio reservándome los nombres de las obras específicamente, pero lo que puedo decirle es que Langdon es un gran admirador de pintores como Gaugin y Picasso. Langdom, en esta novela, al tiempo en que se aventura en el mundo del arte contemporáneo se ve obligado a bajar de su torre de marfil y dejar a un lado sus preferencias clásicas para navegar por el paisaje de las obras de arte de vanguardia, que por esencia cuestionan la misma definición del arte.

 

2. Alguna vez usted dio este consejo de escritura: “Crea algo y tíralo antes de que nadie lo vea. Repite el proceso hasta que hayas creado algo que no soportes tener que tirar.” ¿Descartar borradores es también parte de su proceso de escritura? ¿Alguna vez ha tirado al cesto una novela completa?

He oído de algunos escritores que “la clavan a la primera”, pero le aseguro que no soy uno de ellos. Por cada página impresa de mis novelas siempre he escrito al menos diez que he descartado. Cuando hablo con aspirantes a escritores trato de transmitirles mi convicción de que la habilidad más importante que pueden aprender es la de la separación: es decir, ser capaces de leer su propio trabajo como un “extraño” y borrar sin piedad cualquier cosa que no esté al servicio de su historia. Nunca he tirado una novela completa, pero una vez se me descompuso la computadora y se borró el primer tercio de Ángeles y Demonios en 1998. Fue un día muy duro para mí. La ironía es que cuando pude recuperarme del golpe y volver a escribir la novela, la historia derivó hacia algo mucho mejor. Y sí, ahora hago copias en varios dispositivos.

 

3. Sus libros condensan mucha información sobre historia, arte y teorías conspiratorias, sin mencionar que suelen ocurrir en ciudades culturalmente apasionantes. ¿Podría describir cómo realiza su proceso de investigación y cómo dicha investigación encaja en su proceso de escritura del libro?

Para mí la investigación siempre comienza con la lectura: reuniendo ideas de libros de historia, de artículos periodísticos, de internet y de otras fuentes. Cuando ya siento que he leído bastante para elegir un tema para mi libro, la siguiente fase de la investigación la hago en persona, entrevistando a gente historiadores, visitando posibles localizaciones y reuniendo los detalles que voy a necesitar para escribir el libro. El proceso de investigación es fantástico, pero también lleva mucho tiempo y siempre acabo con mucha más información de la que jamás podría emplear en una novela. Para mí, investigar y escribir un thriller lleno de información, pero al mismo tiempo compacto, es como hacer un caramelo de jarabe de arce: primero hay que sacar la savia de cientos de árboles y después tienes que hervirla hasta que destilas un caramelo que condensa su esencia.

 

4. Qué lecturas recomienda a los lectores (especialmente los lectores jóvenes) interesados en saber más de tantos aspectos fascinantes de la historia del arte, en teorías conspiratorias y en la historia secreta que forman parte de sus novelas?

Mi interés original en la historia secreta se despertó cuando crecía en Nueva Inglaterra rodeado de clubes clandestinos de las universidades de la Ivy League, por las logias masónicas de nuestros Fundadores de la Nación y por los corredores oscuros del poder de los primeros gobiernos. Nueva Inglaterra tiene una larga tradición de clubes privados, hermandades y secrecía. Para los lectores jóvenes interesados en saber más de la historia secreta les recomiendo que comiencen con Las enseñanzas secretas de todos los tiempos de Manly P. Hall, un libro bellamente ilustrado lleno de códigos, misterios y de historia olvidada.

 

5. ¿Cuáles eran los libros favoritos de su infancia y adolescencia?

Yo era un gran aficionado de los libros de Madeleine L’Engle. Su obra Una arruga en el tiempo sigue siendo uno de mis libros favoritos de todos los tiempos También me encantaban los misterios de los Hardy Boys así como las historias de E.B. White, Roald Dahl, y Mark Twain.

 

6. Sus libros están llenos de rompecabezas y códigos que los lectores deben resolver. ¿Cuál es su rompecabezas o código favorito en la vida real que no haya podido resolver todavía?

Siempre me he sentido cautivado por el Manuscrito Voynich Manuscript, ese misterioso códice encriptado del siglo XV que sigue desconcertando hoy en día a los criptólogos, lingüistas e historiadores. De hecho, el manuscrito ilustrado ha sido recientemente reeditado en una edición espectacular y he pasado mucho tiempo estudiando el texto, las imágenes y los diagramas. Desgraciadamente no estoy más cerca de poder descifrar el significado ni el propósito del documento. Espero que alguien lo haga durante mi vida.

 

7. Sus libros han sido definidos como thrillers fascinantes que uno no puede dejar de leer. ¿Es algo que se propone hacer cuando escribe?

Sí, trabajo muy duro para construir historias con un ritmo acelerado y mucho suspense. Para mí el objetivo consiste siempre en crear una trama que tenga la combinación perfecta de datos sorprendentes, localizaciones exóticas y suspense en cada capítulo. Cuando oigo que un lector no puede dejar de leer mi libro sé que he hecho bien mi trabajo.

 

8. La historia es claramente algo que le apasiona. ¿Qué es lo que ve en la historia mundial y en las historias que encuentra tan atractivo?

Para mí, el aspecto más fascinante de la historia es que no es siempre tan precisa como creemos. A través de los siglos nuestras historias confiables de “qué pasó” siempre acaban viniendo de la misma fuente: los ganadores. En otras palabras, cuando las culturas chocan, los sobrevivientes deciden cómo quieren que se cuente su historia. Por esa razón me apasiona examinar las historias perdidas y los documentos secretos en un esfuerzo por desvelar puntos de vista alternativos, datos perdidos y nuevos modos de interpretar las historias que siempre hemos creído desde niños.

 

9. ¿Siempre quiso ser escritor?

Siempre me ha encantado escribir. Cuando tenía cinco años mi madre me ayudó a escribir y a publicar mi primer libro. Yo le dictaba, ella transcribía y se hizo un ejemplar con cubierta de cartón encuadernado con dos aros. Se titulaba “The Giraffe, The Pig, and the Pants On Fire!” (“La girafa, el puerco y los pantalones ardiendo”). Todavía lo conservo.

 

10. En los 90, antes de que todo el mundo lo conociera, usted respondía escribiendo personalente a sus lectores. Desde entonces la relación autor-lector ha evolucionado mucho. ¿Echa de menos esos tiempos?

Sí, echo de menos la época en que uno se relacionaba directamente con sus lectores. Creo que es porque pasé muchos años enseñando y me encantaba la relación cara a cara con los alumnos. Escribir es un camino solitario, así que siempre me emociona viajar a promocionar mis libros y encontrarme personalmente a mis lectores. Aprendo mucho escuchando sus preguntas.

Información  cortesía The Dream Team Agency y fotografía Dan Courter 

 

About Bolivar Feijoo

Periodista ecuatoriano radicado en Miami, especializado en noticias del entretenimiento, música, arte, eventos y entrevistas exclusivas.
%d bloggers like this: